header Teegarten
Naturland

La apicultora indígena maya y amiga de Naturland Leydy Pech recibió el premio medioambiental Goldman 2020 también conocido como el premio Nobel alternativo. En el pasado, visitó la sede de Naturland en Alemania y Naturland apoya su lucha contra los transgénicos en México.

La apicultura es una práctica de 3.000 años de antigüedad llevada a cabo por las comunidades indígenas mayas en los bosques tropicales de la península mexicana de Yucatán. Especialmente las mujeres mayas se dedican a la críanza de la especie de abeja Melipona (Melipona beecheii), en peligro de extinción y originaria de Centroamérica.

México es el sexto productor mundial de miel, y el 40% de la producción nacional de miel procede de la península de Yucatán. Pero tanto las abejas como el medio ambiente y los medios de vida de las comunidades indígenas mayas se vieron amenazados, cuando en 2010 Monsanto (ahora Bayer) comenzó a plantar soja transgénica en 7 estados mexicanos. Pronto, las abejas murieron a causa de los pesticidas, se encontraron rastros de insecticidas en la miel local, se destruyeron los bosques y se contaminaron las fuentes de agua con glifosato.

 

Consecución de medidas oficiales para proteger a las comunidades y el medio ambiente

Leydy Pech formó y dirigió una coalición de apicultores, ONG y ecologistas en una coalición conocida como Sin Transgénicos. Presentaron con éxito una demanda contra el gobierno mexicano para detener la siembra de soja transgénica. El Tribunal Supremo de México dictaminó que el gobierno había violado los derechos constitucionales de los mayas y suspendió la siembra de soja transgénica. Debido a la persistencia de Pech y su coalición, en septiembre de 2017, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de México revocó el permiso de Monsanto para cultivar soja transgénica en siete estados. Por primera vez, el gobierno mexicano ha tomado medidas oficiales para proteger a las comunidades y al medio ambiente de los cultivos transgénicos. Pero aunque la soja transgénica está ahora prohibida, se continúa cultivando de forma ilegal. Así que la lucha de Leydy Pech contra Monsanto y los transgénicos continúa.

 

Ganar el premio medioambiental demuestra el aprecio por los pueblos indígenas

En su discurso de aceptación del premio, Leydy Pech afirma: "El premio me da la oportunidad de decirle al mundo que los territorios de los pueblos indígenas están siendo objeto de despojo para la imposición de megaproyectos, de extractivismos, agroindustria, turísmo y otros que fortalecen un modelo capitalista que afecta a los recursos naturales y a nuestros medios de vida. Hago llamado a todos los gobiernos y líderes mundiales a replantear modelos de desarrollo más integrales que respeten y reconozcan los derechos humanos, la autonomía, la libre determinación de los pueblos indígenas y el patrimonio ancestral."