header Teegarten
Naturland

Los agricultores orgánicos europeos piden una ruptura de las negociaciones sobre la revisión del Reglamento Orgánico de la UE. Lo que se encuentra actualmente sobre la mesa en Bruselas no aporta ninguna mejora con respecto a la regulación actual, sino que amenaza la supervivencia económica de muchas empresas agrícolas orgánicas en Europa, así como a los pequeños agricultores de los países en desarrollo. 
En un comunicado conjunto adoptado el 2 de diciembre por un total de 18 asociaciones orgánicas procedentes de 15 países europeos se exige a la Comisión Europea, al Parlamento Europeo y al Consejo de Ministros de la UE, cancelar las próximas negociaciones a tres bandas y eliminar la revisión.

Mediante invitación de las dos asociaciones orgánicas alemanas más grandes, Bioland y Naturland, las organizaciones han debatido intensamente sobre el estado actual de las negociaciones en una conferencia de dos días, cerca de Munich.


Telón de fondo
Después de casi tres años de negociaciones sobre una nueva Ley Orgánica de la UE, la Comisión, el Parlamento y el Consejo quieren llegar a una conclusión al final de este año - a pesar del hecho de que en casi todos las cuestiones controvertidas hasta la fecha, no se ha logrado ningún avance.
Actualmente se presenta de nuevo la lamentable propuesta de que los agricultores orgánicos deben hacerse responsables de la contaminación con pesticidas, que no emplean ellos mismos sino las granjas convencionales de los campos vecinos. Tal contaminación por dispersión puede existir, pero a pesar todo el cuidado que se preste, ésta no puede evitarse por completo. Pero si ahora se responsabiliza a los agricultores orgánicos, se aplicaría al revés el principio de "quien contamina paga" y la agricultura orgánica sería sencillamente imposible de llevar a cabo en muchos lugares.

 

file ico El comunicado en inglés