header Teegarten
Naturland

Naturland exige un replanteamiento del cultivo del cacao el 7 de julio, día mundial del chocolate 

Kakaobauer grossGräfelfing - Cada alemán consume un promedio de 116 tabletas de chocolate cada año. De ellas, aproximadamente sólo dos tabletas y medias son chocolate orgánico y justo. La mayoría de los pequeños agricultores, que producen más del 90% del cacao mundial, viven en la miseria. Titulares como "el chocolate dulce y los granos amargos" han alarmado a los consumidores y consecuentemente, se anuncia cada vez más chocolates con distintos sellos de sostenibilidad convencionales. No obstante, la única alternativa real sólo la ofrece la agricultura orgánica en el marco del comercio justo.

"La producción de cacao es sostenible sólo cuando el sistema de cultivo es orgánico y el cacao se negocia de manera justa, de modo que los agricultores pueden vivir de sus escasas hectáreas de tierra. Todo lo demás es una falacia y un engaño a los consumidores", destaca el gerente de Naturland Hans Hohenester con motivo del Día Mundial del chocolate, que se celebra el 7 de julio. En todo el mundo 2.500 agricultores de Naturland administran más de 6.000 hectáreas de cacao orgánico. Además, Naturland asesora, en colaboración con la compañía de Comercio Justo GEPA, a otra pequeña cooperativa agrícola en Camerún para la conversión a la agricultura orgánica.


Cacao de Naturland– un sistema diverso de cultivos favorece la productividad
Un ejemplo de la exitosa combinación de la agricultura orgánica y el Comercio Justo es el de la cooperativa de pequeños agricultores El Ceibo en Bolivia. Esta cooperativa es socia de Naturland desde hace casi 30 años. 1.200 agricultores de Naturland cultivan el fruto del cacao de exportación en un sistema de cultivo respetuoso con el medio ambiente y diversificado con una amplia variedad de especies de árboles de sombra. Éstos protegen al cacao del exceso de sol, al suelo de la erosión y estabilizan el balance hídrico. La acumulación constante de biomasa es positiva para la estructura del suelo y para el suministro de nutrientes a la planta de cacao. Este sistema de cultivo natural proporciona una beneficiosa diversidad de hábitats y contribuye al control de plagas.

El cultivo mixto de cítricos, bananos, aguacates y árboles para leña y madera se utilizan para el autoabastecimiento o son vendidos en los mercados locales generando una fuente adicional de ingresos para los pequeños agricultores. Las alianzas con organizaciones de Comercio Justo proporcionan mayor previsibilidad e ingresos justos para los agricultores. El Ceibo es actualmente una de las organizaciones de cacao más exitosas y grandes de Latinoamérica.


Naturland Comercio Justo establece el estándar más alto
Que solamente la combinación de lo orgánico y lo justo es realmente sostenible ha sido recientemente confirmado por la Fundación Warentest quienes, una vez más y tras el examen de seis sellos de sostenibilidad diferentes, llegaron a una conclusión clara: "El sello Naturland Comercio Justo es el que establece el estándar más alto". Por el contrario, los sellos de Rainforest Alliance y UTZ Certified, que están más presentes en el comercio, fueron evaluados por los auditores como los sellos con las "demandas más bajas" o los "criterios menos exigentes".